Halloween Zero Waste

Tips para un Halloween Zero Waste

¡¿A quién no le encanta Halloween?! Es de mis cerebraciones favoritas, y este año por la pandemis se celebrará diferente. Pero no significa que no podamos festejar y seguir con la tradición. Lo que nunca había pensado antes es que la mayoría de las decoraciones, de los empaques de dulces y de los disfraces están hechos o contienen algo de plástico. Y terminando Halloween generalmente todo esta basura termina en rellenos sanitarios, en la calle, en el mar… Por mucho que nos guste celebrar Halloween, nada puede justificar un desperdicio tan masivo e irresponsable. Aquí hay un par de consejos para asegurarse de que tus celebraciones de Halloween no sean un desperdicio.

El disfraz

Recuerda que lo más sustentable es utilizar lo que ya tienes en casa. Usa tu creatividad y haz un disfraz con cosas que tengas en casa. ¡Es muy probable que la mayor parte de tu disfraz de Halloween ya esté en tu guardarropa! ... o de tu pareja. O de tus padres. O de su hijo.

Si tienes hijos, puede preguntar si algún vecino o amigo tiene disfraces viejos de sus hijos que no planean usar y puedes pedirlo prestado por un día. Los niños se quedan sin disfraces muy rápido y estoy segura de que estarán felices de prestarte el suyo y hacer lo mismo con alguien más.

Busca en Facebook MarketPlace o en tus grupos locales de "Vender, Comprar" para ver si alguien está regalando disfraces viejos. Otra idea para conseguir un disfraz es ir a tiendas de segunda mano o rentarlo.

Si eres creativo, haz tu propio disfraz o el de tus hijos. Pinterest tiene muchas ideas para disfraces de Halloween.

Decoraciones

¡Usa tu creatividad!

Hay miles de tutoriales en línea sobre cómo crear tus propias decoraciones de Halloween con cartón, papel, tela, etc. También puedes simplemente dar un paseo por el parque local y recoger algunas hojas de otoño o usar frutas y verduras de colores terrenales, como las calabazas. ¿No sabes por dónde empezar? En Pinterest puedes encontrar muchas ideas e inspiración.

Si vas a comprar algo, hazlo con conciencia
Eso significa comprar cosas que están hechas de materiales ecológicos y asegurarse de obtener sólo las cosas que sabes que vas a usar siempre cada año y podrás sacar de la "caja de Halloween" durante muchos años en el futuro.

 

 

 

Pedir Dulces

Ya se que pidas dulces en tu calle (para mantenernos a salvo vs Covid-19) o inclusive en tu mismo hogar, te damos algunas ideas más ecológicas de cómo pedir dulces.

En lugar de comprar las típicas canastas plásticas de Halloween, puedes usar una bolsa de tela reutilizable que ya tengas en casa. O inclusive podrías usar la funda de alguna almohada y usarla como costal para que los niños recolecten sus dulces.

Cuando consideres que son suficientes dulces para tí o tus pequeñines, para. No tienes por qué tener un millón de dulces que nadie en tu casa se comerá y sólo se van a echar a perder y acabar en la basura. Si tienes muchos dulces siempre comparte o dona a gente más necesitada.

 

Dar Dulces

Cuando se trata de opciones de dulces sostenibles, son elecciones bastante escasas. Casi todos los dulces de Halloween están envueltos en plástico, e incluso los dulces que vienen en cajas de cartón todavía vienen en una bolsa de plástico. Una idea es dar dulces a granel y empacarlas en bolsas de papel kraft, eso es lo que hemos hecho en Terra Refill en el pasado. Otra idea es regalar algo que no sean dulces. Pueden ser mandarinas, naranjas o alguna fruta (que además es más saludable).  Conozco personas que regalan refrescos en latas de aluminio, que se reciclan posterior al uso.

 

 

Ahí lo tienes. Muchas formas de celebrar Halloween sin generar desperdicio. Este año, probablemente nos mantendremos en casa y repartiremos (y comeremos) dulces con una buena película clásica de miedo. ¡Me encantaría saber qué otros consejos tienen para reducir el desperdicio en Halloween o qué harás este año! Taguea a Terra Refill en tus celebraciones de Halloween Zero Waste (sin desperdicios) y gracias por hacer lo mejor para tí, para tu familia y para el planeta.

 

Con cariño,

Rocío