¿Cómo hacer tu propio gel antibacterial?

Gel antibacterial casero

Materiales:

  • 90 ml de alcohol etílico (etanol al 72%) Esto es aproximadamente 13 cucharas soperas
  • 3/4 de cucharadita de carbopool (pídelo así en cualquier farmacia o droguería)
  • 1/4 de cucharada de glicerina pura
  • 1/4 de cucharadita de trietanolamina (pídelo así en cualquier farmacia o droguería)
  • Tazón de vidrio de 1 litro
  • Colador de malla fina
  • Recipiente chico de vidrio
  • Agitador de globo
  • Envase con tapa de botón a presión con capacidad de 100 mililitros

Instrucciones:

  1. Coloca el colador de malla fina sobre una flanera o recipiente y chico de vidrio, y vierte el carbopol sobre el colador.
  2. Deshaz los grumos con ayuda de una cucharita a fin de pulverizarlo completamente
  3. Vierte el alcohol en el tazón.
  4. Agita fuertemente con el globo mientras agregas poco a poco el carbopol.
  5. Agrega la glicerina mientras agitas suavemente con el globo.
  6. Cuando se haya disuelto por completo el carbopol y no se aprecien grumos, agrega la trietanolamina gota a gota, procurando no excederte, mientras agitas suavemente. En ese momento se formará el gel.
  7. Vierte el alcohol en gel en la botella y tapa firmemente.
  8. Si sientes la textura del gel un poco espesa, agrega alcohol hasta que consigas la consistencia deseada.
  9. Lava tus manos utilizando agua y jabón líquido, frotándolas por lo menos durante 20 segundos. Enseguida enjuaga, seca y aplica el alcohol en gel. Utilizado de esta manera dará la mejor protección frente a bacterias, mohos y virus.

Lávate las manos constantemente y si no te las puedes lavar entonces aplica gel antibacterial.