¿Cómo hacer mi propio desodorante?

Cuando comencé a hacer la transición hacia un estilo de vida más zero waste, lo primero que hice fue empaparme más sobre el tema y fue así como descubrí a Lauren Singer, quien tiene un blog llamado Trash is for Tossers, y de ahí fue donde saqué la receta original y la adapté a mis propias necesidades.

 

Esta receta es de las que más nos emocionan por el gran impacto ambiental y de salud que tiene en nuestras vidas. ¿Has notado cuántas marcas de desodorantes comerciales hay en tu supermercado o farmacia favorita? ¡Miles! Hay de todos los aromas, consistencias, para todo tipo de piel… la realidad es que cada cuerpo es diferente y lo que me funciona a mí puede que no te funcione a ti. Pero la idea es que hagas diferentes intentos hasta conseguir la receta que sea perfecta para tu tipo de cuerpo y con la que te sientas más a gusto.

 

¿Qué no me gustaba de los desodorantes típicos comerciales?

  1. El empaque – plásticos de un solo uso
  2. Los ingredientes – químicos y nombres que ni siquiera podía pronunciar.
    1. Aluminio: ya que hay varios estudios que lo relacionan con cáncer y otros tipos de enfermedades cognitivas.
    2. Parabenos: son cancerígenos y dañiños para el planeta.
    3. Propilenglicol: puede dañar el sistema nervioso central

 

Es importante señalar que este desodorante no es anti-transpirante, pero sí elimina olores. Espero les sirva.

 

INGREDIENTES

  • 2 cucharadas soperas de polvo de arrurruz (arrowroot powder)
  • 1 cucharada sopera de bicarbonato de sodio,
  • 1 cucharada sopera de aceite de coco liquido
  • 1 cucharada sopera de manteca de karité
  • 5-10 gotas aceite esencial

 

 

PREPARACIÓN

  1. En un bowl agrega el polvo de arrurruz, el bicarbonato de sodio, el aceite de coco y la manteca de karité.
  2. Derrite y mezcla todo junto en un baño maría.
  3. Cuando tengas una mezcla líquida y homogénea, agrega de 5-10 gotas de tu aceite esencial favorito. Para nuestra receta vamos a usar hierba de limón (lemongrass).
  4. Mezcla todo junto.
  5. Vierte la mezcla sobre un contenedor de cristal.
  6. Déjalo en el refrigerador por 30 minutos para que se solidifique.

¡Listo! Para utilizar, usa tus dedos para tomar la crema desodorante y úntalo en tus axilas. Aplica las veces al día que sean necesarias para ti.

 

 

COSAS A TOMAR EN CUENTA:

Revisa con una cantidad pequeña de ingrediente por separado que no te haga reacción alérgica. A algunas personas por ejemplo el bicarbonato de sodio no les funciona… toma tus precauciones antes de aplicarte una cantidad generosa del desodorante y antes de regalárselo a alguien más (otra vez, cada cuerpo es diferente).